La franquicia de pasajeros, el beneficio de visitar Iquique

IQUIQUE 24 de febrero de 2020 Por Gabriel Muñoz Ubal

banner01

Aduanas-viaje-780x405
Foto: cadch.cl

Existe una cifra que se actualiza cada tres años, la franquicia de pasajeros de la zona franca. En la actualidad, quien viaje a Iquique pensando en ir de compras, debe tener claro cómo funciona y así poder disfrutar de este beneficio y de un relajado regreso a casa.

Lo anterior, eso sí, tiene una condición. Primero, los artículos los tiene que portar él o la pasajera, llevándolos consigo y segundo que deben ser adecuados a su uso y necesidades propias. No se pueden llevar artículos para comercializar.

Un ejemplo son los perfumes, nadie va ocupar más de dos o tres perfumes para su uso personal, por lo tanto llevar diez, 20 o 30 perfumes es un exceso. La condición debe ser adecuada para el uso personal de quien está viajando.

La franquicia de pasajeros de zona franca actualmente está fijada en 1.375 dólares y le da derecho al pasajero a sacar artículos de la región exentos de todos los impuestos, vale decir de los derechos de aduana y el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Quien opte por comprar debe tener claro lo siguiente. Por ejemplo, puede llevar un televisor, una cámara fotográfica, perfumes o cualquier otro objeto pero solo hasta el tope, que son 1.375 dólares al cambio del día. No interesa la cantidad de especies, lo que importa es el tope libre de impuestos.

Si alguien llegara a exceder el valor en especies, tiene dos caminos en el evento que no pueda o no desee cancelar el impuesto, las especies pueden quedar retenidas, bajo custodia de Aduanas, para ello el pasajero firma un documento. La otra posibilidad es cancelar el 19 por ciento de IVA, más el seis por ciento por el impuesto de aduana.

Debe existir la boleta de compra para exhibirla al momento de tener que cancelar el impuesto, en el caso de haberla extraviado el personal de Aduanas valorará las especies.

De todas maneras, no hay que estresarse. El sistema de revisión de especies es rápido, sólo hay que respetar la hora de presentación en el aeropuerto que exige la línea aérea. Esto se debe a la tecnología que existe hoy, donde el equipaje pasa por un manga y se revisa con un escáner.
Cuando se detecta algo que pueda ser susceptible al cobro de derechos de aduana o algo sospechoso, se retira el equipaje de la manga, se le comunica al personal de la línea aérea, quién de inmediato, llamará al pasajero siendo él mismo quien abra sus pertenencias. ¡Viva Iquique!

Gabriel Muñoz Ubal

Periodista, Licenciado en Ciencias de la Comunicación. Dirijo y edito este medio. Tengo una diplomatura superior en Community Management, otorgada por la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) Facultad Regional Córdoba - Argentina. Soy periodista y community manager.

Te puede interesar