Región de Tarapacá tendrá mapa de peligro geológico ante posibles aluviones, deslizamientos y caída de rocas

REGIÓN 13 de diciembre de 2019 Por Editor
Debido a las futuras lluvias estivales, se hacía necesario contar con un insumo que entregara datos sobre los peligros de las comunidades ante la geología de la región de Tarapacá.

banner01

49213778347_5c30cff39e_k copia
Foto: Gore Tarapacá - Firma del Convenio. Seremi de Minería, intendente regional y Sernageomin.

Luego de las lluvias estivales, en febrero de este año, profesionales geólogos del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) realizaron un levantamiento técnico de información en terreno, que arrojó preliminarmente la ocurrencia de gran cantidad de activaciones de quebradas, es decir, inundaciones o flujo de detritos.

Hoy se realizó la firma de un convenio de colaboración, entre el Sernageomin y el Gobierno Regional de Tarapacá, iniciativa que generará un mapa de peligro geológico de la región y así determinar las áreas que podrían verse afectadas por fenómenos de remociones en masa (aluviones, deslizamientos, y caída de rocas) en diversas laderas y quebradas, y tomar los debidos resguardos para futuras emergencias.

Este convenio, dijo director nacional de Sernageomin, Alfonso Domeyco, estipula que la cartografía estará lista preliminarmente en enero próximo  y recalcó que “la generación de planes de emergencia y cartografías de peligros, es lo que procede llevar a cabo para que las comunidades locales sepan expresamente a qué atenerse, y para que las autoridades competentes tengan a mano una priorización de las medidas a tomar en caso de eventos hidrometeorológicos”.

Por su parte, el Intendente de Tarapacá, Miguel Ángel Quezada dijo que “esta iniciativa es un hito para nuestra región y un gran avance, ya que permitirá identificar áreas susceptibles a aluviones, lo que es muy importante para la planificación en el territorio, considerando la experiencia de las lluvias estivales de verano 2019".

El mapa de peligros geológicos se generará con recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), y su entrega preliminar está contemplada para enero de 2020.